Quincuncio

Quincuncio deriva del latín quincunx y significa literalmente cinco once, es decir una partición de cinco doceavo, por lo tanto 5/12 de 360º del Zodíaco corresponden a 150º. El aspecto de Quincuncio se forma cuando un planeta o un luminar forman un ángulo de 150º con otro planeta o con el otro luminar o con los ángulos de domificación: Ascendente, Descendente, Mediocielo y Fondo del Cielo.

Hace doce años empecé a estudiar el quincuncio, centrándome exclusivamente en sus tránsitos, cuya interpretación se demostraba gracias a las personas que experimentaban sus efectos, a las cuales quiero dar las gracias. La holgura, considerada, se comportaba como los otros tránsitos, es decir: ± 2° para los planetas rápidos, ± 3° para Júpiter y para Saturno; 2,5° para Urano y ± 2° para Neptuno y Plutón.

Lo que me llamó principalmente la atención fue la constatación de como el individuo percibe la armonía del tránsito, que lo lleva a obtener óptimos resultados en los sectores relacionados con el carácter de los planetas en conexión, de las casas y de los signos, donde el quincuncio se ubica; pero al mismo tiempo, el aspecto señala también que el individuo no puede evitar la fatiga conexa y el precio a pagar.

La diferenciación de la percepción del tránsito era una incógnita, cuya respuesta ha sido posible solo cuando se ha comprendido y definido el funcionamiento de los quincuncios sobre los tránsitos, he desviado la atención hacia la carta astral, teniendo como órbita + 8º, visión que me ha iluminado y me ha llevado a clasificar los quincuncios en armónico, neutro y disonante. Clasificación que resulta simétrica a las reglas astrológicas. Estas, entre otras, consideran de género masculino los signos Arie, Leo, Escorpio y Capricornio; de género neutro los signos Géminis, Virgo, Sagitario y Acuario; de género femenino los signos Tauro, Cáncer, Libra y Piscis.

Armónicos Considero Quincuncios armónicos los que comunican signos-casas, como por ejemplo: Aries-Escorpio (masculinos), Tauro-Libra (femeninos), Géminis. Escorpio (neutro -masculino) y Tauro-Sagitario (femenino-neutro), porque tienen en común dos planetas.


El significado del quincuncio tanto en la carta astral como en el tránsito se sentirá en modo positivo, ya que reforzará las simbologías comunes de los signos-casas, transmitiendo al individuo mayor seguridad, aunque si tendrá que adaptarse o modificar actitudes o situaciones que dependiendo de los dos planetas, que completan los signos-casas, no le afectará profundamente.

Neutros. Defino neutros los quincuncios Géminis-Capricornio (Neutro-masculino). Cáncer-Sagitario (femenino-neutro), Leo-Piscis (masculino-femenino), Virgo-Acuario (neutros), signos-casas que presentan todos los planetas diferentes; la excepción de este grupo es la última pareja, que comparte un planeta: el neutro Urano


En la carta astral y en el tránsito el aspecto se percibirá positivamente, aunque si el sujeto advertirá la influencia de las múltiples simbologías representadas por varios planetas, con la consiguiente predisposición a alargar sus capacidades mentales o a usar varios métodos para alcalzar la meta, y esto por un lado enriquece los conocimientos pero por otro empobrece las energías, cuyo gasto es elevado.

La interpretación de los tránsitos armónicos y neutros se lee en las simbologías de los aspectos de semisextil-sextil-trígono.

Disonantes. Defino disonantes los quincuncios Aries-Virgo (masculino-neutro), Cáncer-Acuario (femenino-neutro), Libra-Piscis (femeninos) y Leo-Capricornio (masculinos), es decir los signos-casas que presentan los luminares Sol y Luna, opuestos a los contra luminares Urano y Saturno.

La interpretación en la carta astral y en los tránsitos tendrá siempre el efecto positivo, pero el precio será caro, inquieto e irritado por el hecho de sentirse obligado a comportarse o actuar de forma, para él no habitual, incluso a veces contrario a su forma de ser, con tal de conseguir los objetivos previstos.


Por lo tanto, la interpretación de los quincuncios se leerá en la simbología de los aspectos negativos: semicuadrado, cuadrado-oposición.

Los quincuncios armónicos y desarmónicos tienen las mismas características los de géneros masculinos, neutros y femenino. Los quincuncios neutros varían de las parejas masculinos-femeninos, Leo-Piscis y de las neutras Virgo-Acuario.

Clasifico el quincuncio, como la conjunción, un aspecto ambiguo por todo lo que he expuesto y porque mantiene una armonía numérica entre los aspectos positivos: semisextil, sextil y trígono y los negativos: semicuadrado, cuadrado y oposición.

En cuanto a la interpretación del quincuncio en los tránsitos, se observan en un primer momento el planeta radical, después el signo y la casa donde está situado: las simbologías del planeta, la casa y el signo, donde sucede el paso giran al rededor este

Las explicaciones de la lectura de los quincuncios en los tránsitos que cito en mi libro “Las simbologías de los tránsitos astrológicos – una ayuda para leer el futuro”, mientras la interpretación en la carta astral se trata en el libro dedicado a las simbologías de los aspectos radicales, que estoy terminando de escribir.

Como el ejemplo muestro la carta astral de una mujer que trabaja como psicoterapeuta


En este gráfico tradicional, Saturno, el planeta de la casa X (trabajo-profesión) está situado en la casa 8ª. Escorpio, en sextil a. MC y en trígono al ASC, nos indica como el sujeto tiende a analizar psicológicamente a él mismo y a los demás, como quiere Escorpio (casa 8ª) Pero sería restrictivo afirmar que esto pueda determinar la elección laboral, aunque Saturno se encuentre vinculado a MC. No hay que olvidar que Saturno es un planeta generacional y que las profesiones que le gustan

A Escorpio (casa 8ª) son muchas y en diferentes campos, como por ejemplo la policía, el sindicalismo, el sector hotelero y comercial.


La identificación es evidente en este segundo gráfico porque Saturno forma quincuncio armónico con el Sol, indispensable para indicarnos la profesión, el cual está en Sagitario -casa I y esto significa que el Yo, aparte de la predisposición a ser honesto y generoso, ensimismado y concentrado en el super Yo. Saturno lo obliga, simbólicamente hablando, a controlarse , a seguir las reglas sociales y la ética. Además el quincuncio de Saturno con Mercurio, cuya armonía por casas es más importante de la disonancia por signos, focaliza la capacidad del sujeto hacia lo mental, hacia la psicología porque el sentido de justicia y el placer de seguir la lógica del discurso de Saturno excede de los demás oficios de escorpio (casa 8ª) que necesita de una mente intrigante que permita

superar los límites del bien y del mal, para conseguir los objetivos de poder y de ganancias.

4 visualizzazioni