Ese machote de Marte.

Con el salto atlético y la fuerza típica de la simbología marciana, afronto el tema cara a cara: Marte es la sexualidad, pero antes quiero explicar algunas simbologías de Marte relacionadas específicamente con el tema.

  • En el sujeto masculino Marte representa la edad de la juventud; es decir, la fase en la que el individuo ya se ha desarrollado físicamente como hombre y lucha por reafirmarse en la vida. Es el chico, el novio, el amante, es el que vive sobre todo revelándose literalmente con el cuerpo a los propios instintos, a las pulsiones y a las pasiones que le trasmite los sentimientos y todo irracionalmente, sin tener en cuenta las consecuencias que le puede acarrear. Resumiendo, nuestro personaje es el que actúa por impulso del miembro viril, representado por Marte y que por su situación natural hacia abajo, si se estimula, pasa a una situación de erección que necesita eyacular para volver a la posición inicial. Desde el punto de vista energético, esto conlleva una concentración de energía que va creciendo siempre más, concentrándose en el falo y por lo tanto un proceso hacia atrás con la consiguiente necesidad de desahogar esa energía. Desde el punto de vista psicológico, la erección es interpretada por el hombre como un tumulto de sensaciones que desembocan todas en una misma dirección: la virilidad, la potencialidad, la fuerza; de hecho estas son las armas simbólicas del planeta Marte y que afiladas o punteadas, según el positivismo o la negatividad del planeta en la carta astral, necesitan ser utilizadas.

  • En el sujeto femenino Marte refleja la imagen de potencia física masculina, por la que la mujer siente atracción física, y la cual la estimula a conocer, a relacionarse y a entablar relaciones con el objetivo de encontrar satisfacción y saciar las propias ambiciones vitales y sexuales. A través de la lectura de Marte en una carta astral femenina se llega a comprender la carga sexual de la mujer porque es en el prototipo de chico, de amante que la mujer proyecta la propia sexualidad; aunque, si resulta indispensable el análisis de la Luna y de Venus.

La sexualidad se presenta con infinidad de matices y hay diferentes modos de vivirla, como diferentes son los aspectos que Marte forma en la carta astral de un determinados sujetos. De hecho, hay quien prefiere vivir el sexo al abierto, en amplios espacios exteriores, como por ejemplo: en un prado verde, cerca del mar o en el lago (Marte unido a Neptuno o en signos como Piscis, Tauro o Cáncer). Después hay quien prefiere hacer el amor en el ascensor (Marte unido a Urano en casa tercera o en casa novena) También hay quien está obligado a hacerlo en el coche (caracterizado por Marte aretino en la casa primera o quinta), o quien elige una cómoda cama, lo indica un Marte carcerino o unido a la Luna. No falta quien elige un compañero-a uno cada vez ( Marte en Libra o unido a Saturno) o por el contrario quien prefiere el amor en grupo, se reconoce gracias a Marte en casa tercera o séptima o un Marte escorpión. Está también quien elige el partner del mismo sexo, Marte no virilizado en una carta astral en la cual está presente la negatividad entre el Sol y la Luna, que sin embargo está fijo a una parte del cuerpo o de la ropa de la pareja (Marte disonante recuperado positivamente por Neptuno o por la Luna) que se ayudan con la pornografía (Marte disonante recuperado por Júpiter- vista) que paga y va con prostitutas (Marte escorpión o una Luna escorpiónica disonante en la casa octava unida a Júpiter). En cuanto a la eyaculación precoz, quien la padece tiene Marte unido a Plutón o a Urano, o por el contrario quien la tiene retardada presenta Marte unido negativamente a Saturno. Quien encuentra gratificante y placentero hacer el amor (Marte unido armónicamente a Virgo) Quien lo hace tan sólo por obligación (Marte-Saturno) y hay quien prefiere la masturbación (Marte Urano) y así podríamos continuar hasta el infinito sobre los diferentes modos de hacer sexo; pero todos pretenden un solo objetivo: llegar al orgasmo. El arma afilada, vigorosa, móvil y que es necesario usarla cotidianamente está representada por Marte unido armónicamente a Plutón, propio por la impresionante carga energética y sexual que los dos planetas radian. La carga energética es una fuerza primordial y potente que empuja al sujeto masculino a manifestar toda su virilidad con vehemencia y a veces con arrogancia para sostenerse respecto al trabajo, a lo social y en la relación sexual. Según los signos y las casas en donde se encuentre Marte y Plutón y de los aspectos que reciban los otros planetas de la carta astral, sería por lo tanto posible leer los diferente modos de manifestar la sexualidad; por ejemplo, si uno de los dos planetas se encontrase unido positivamente a Venus, entonces el sujeto podría excitarse más del aspecto físico, de la voz o del modo persuasivo y suave de la pareja e incluso del modo de comer. Atención, si los dos planetas están situados en signos o casas enérgicas como Aries, Escorpión, Leo o las casas primera, quinta y octava porque estos aspectos tienden a monopolizar toda la carga energética y sexual sobre el propio Ego, por lo que el sujeto se encontraría con un superávit de vitalidad que desembocaría en la eyaculación precoz. Veamos ahora algunos ejemplos, que he cogido como muestra, particularmente significativos relacionados con el sujeto y que nos ayudarán a comprender detalladamente lo que he expuesto hace un momento de forma general.

En la carta astral de Lucia el triangulo formado por Marte en Piscis, cuadratura del Sol en Capricornio y Plutón en Virgo está situado en la casa octava, cuarta y segunda respectivamente De este triangulo se puede deducir la castración que Lucia ha sufrido de parte del ambiente familiar y de las personas que pertenecían al clan. Ha sufrido tanta violencia; pues a la edad de 12 años fue violada por el abuelomaterno (Marte en Piscis exaltación de la Luna, el Sol en la casa cuarta cosignificante Cáncer domiciliado en la Luna) que entonces hacia las veces de padre (el Sol se encuentra disonante con los planetas masculinos-sexuales en Capricornio en casa cuarta) ya que la madre estaba separada. Doblemente violencia: física y psicológica, ya que la obligaron a no decir nada (Marte en casa octava opuesto al planeta señor de la casa) tanto por parte de la familia como del clan. Marte se recupera gracias al sextil que forma con Venus que refleja su belleza y la rapidez con la que consigue relacionarse con el sexo opuesto. El sextil de Marte y los trígonos de Plutón que forman con el M.C. y con Saturno representan para Lucia la determinación y el coraje de conseguir la propia autonomía.

A tan solo 20 años empieza a trabaja por cuenta propia y se va avivir sola. Su vida afectiva inicia a los veinte años cuando encuentra un chico que le trasmite dulzura y amor que la ayudan a afrontar la sexualidad. Los primeros seis meses son de insatisfacción porque no consigue el orgasmo y al no sentir ningún placer se siente bloqueada y vive con angustia la relación sexual.

La paciencia (Marte sextil con Saturno), la sensibilidad del compañero, consiguen desbloquearla y le permite cambiar modo de como vivir la relación sexual (Marte trígono con Neptuno), incitándola a cambiar completamente: consigue llegar al orgasmo y a sentir placer (Plutón en trígono con Venus y la Luna en Piscis), y a querer hacerlo frecuentemente. Su pareja empieza a rechazarla porque no consigue estar a su ritmo y Lucia sintiéndose rechazada se encierra en si misma y de nuevo empieza a rehusar el sexo.

Durante años, su problema, a pesar de las ayudas de psicólogos, es la dificultad que tiene de equilibrar la relación: Lucia pasa de momentos de intensa actividad sexual, de ritmos frenéticos angustiadores, al miedo de cansar y perder a su pareja a momentos de cierre total y rechazo del sexo.

traducción: Isabel Jiménez Martín

11 visualizzazioni

© 2023 Carla Pretto