Mi historia

Mi pasión por la astrología nace en el 1979 gracias a mi marido Andrea que compró el libro de Serena Foglia: “l’Alfabeto delle Stelle” (El abecedario de las estrellas) y como buen Géminis, me contaba todo lo que leía. Más tarde compró el Sementovsky - Kurilo y aprendió a diseñar la carta astral e inició las primeras interpretaciones: fue en ese momento cuando sentí la atracción hacia la disciplina y como una planta agarró en mí, estimulándome a estudiarla, aunque si dentro de mí me decía: “la primera vez que falle ... lo dejo” (siendo una persona racional, gracias a un buen Saturno radical).

Ese mismo Otoño empecé un curso de astrología por correspondencia, organizado por la escuela Capone de Turín y tuve de maestra a Anna Realini. Como quería asegurarme de que lo que había aprendido era correcto, empecé en 1980 unos cursos que iniciaron en Padua en la escuela de Lisa Morpurgo, impartidos por Anna Mosca, a los que asistí durante dos años, estudiando el libro “Introduzione all'Astrologia” (introducción a la Astrología) y en otoño de ese mismo año tuve la gran suerte de conocer a Lisa Morpurgo mientras presenciaba su 2° Congreso. Se celebraron 10 Congresos más, a los cuales asistí.

Al final del 1991 escribí una carta a L. Morpurgo contestándole a una pregunta que ella hacía a los lectores de la revista Sirio, donde escribía entonces, y en la que preguntaba por qué los lectores cuando le hacían una pregunta, intentaban de darle también la respuesta. Mi carta la turbó mucho, tanto que me contestó personalmente, lo que raramente hacía y así nació una “correspondencia”, o tal vez sería mejor decir un duelo dialéctico, que acabó después de tres cartas. A pesar de todo, desde el punto de vista astrológico, creo que Lisa Morpurgo ha sido la mejor.

En el 1992 inicié a impartir cursos de astrología y a medida que mis alumnas aprendían la materia, las mejores se quedaron y formaron un grupo dando vida al 1° Simposium de Astrología, celebrado en Verona el año 2000.

Los conocimientos de astrología aumentaban siempre más, tenía la sensación de un saco que se iba llenando pero que al mismo tiempo sentía la necesidad de ir vaciándolo, renovándolo para ir aprendiendo aún más, pues la sensación era como si al no vaciarlo no aprendiera y fue así por lo que inicié a escribir. Empecé con “Luna-Saturno: La dualidad del ser”. En un primer momento, una simple relación que envié al IV congreso nacional “Voci Nuove” organizado por el CIDA en abril de 1996, en el que fui premiada y aplaudida por el público, con gran satisfacción por mi parte. Lo que hizo que aún más me estimulara a continuar. En otoño del 1999 se terminó de escribir el libro, pero nadie lo quería publicar y se quedó en el olvido un año y medio.

Mientras tanto, consejada por la astróloga Grazia Mirti, mandé dos capítulos de dicho libro al segundo Concurso Nacional “Serena Foglia” y en junio de 2000 recibí de manos de Serena Foglia el tercer premio, en la maravillosa terraza de la casa de Grazia Mirti en Torino. Allí conocí al editor Pagnini-Martinelli el cual publicó el libro en octubre de 2000, contribuyendo al cincuenta por ciento de los gastos de publicación.

Al mismo tiempo, entro en contacto con padres de niños que habían nacido prematuros, así como con la doctora Daniela Danieli que trabajaba en el reparto de neopatología, al quedarme embarazada, dispongo de más tiempo y es así como nace la relación "Prematuri alla luce degli astri" (Prematuros a la luz de los astros), relación que expongo en junio de 2000 en el Congreso Internacional Mediterráneo de Astrología, celebrado en Mykonos en Grecia.

Continuando y ampliando los contactos con estos padres verificamos que hay familias en las que por tres generaciones han nacido niños prematuros: en la actualidad son cuatro generaciones, ya que Lina ha tenido un niño prematuro. Las historias eran tan apasionantes que la relación se transformó en un pequeño libro que publicó la editorial Pagnini-Martinelli en diciembre de 2001.

En noviembre de ese mismo año, a petición de Grazia Mirti y de la C.I.D.A. (Centro Italiano Disciplinas Astrológicas), junto a otras tres colaboradoras fundamos el Cida-Verona, iniciativa que después de dos años de trabajo y de selección está dando su fruto: una vez al mes nos reunimos para tener mesas redondas, conferencias, clases y Simposium. Con la colaboración del Cida Nacional hemos tenido la oportunidad de invitar a Verona a nombres ilustres de la astrología Grazia Mirti, Dante Valente, Marco Pesatori, Lidia Callegari, Erik van Slooten sólo por citar algunos. En diciembre de 2003 el Cida-Verona pasa de corresponsal a delegación.

Las colaboradoras/es responsables, van sucediéndose, según su disponibilidad; a ellos desde aquí les doy las gracias, en particulara a la periodista y escritora Michela Pezzani, la cual ha transformado el boletín informativo del Cida veronés que se publicaba desde hacía un año y medio en "L'Astrovolante" on-line, que nos ha acompañado hasta junio 2005. Indispensable el trabajo de “escriba” realizado por Stefania Marchesini, la ayuda de la astróloga Franca Castagnini y de la indispensable astróloga Laura Danese que con su trabajo y sus consejos creativos enriquecen la actividad de la delegación Las colaboradoras/es responsables, van sucediéndose, según su disponibilidad; a ellos desde aquí les doy las gracias, en particulara a la periodista y escritora Michela Pezzani, la cual ha transformado el boletín informativo del Cida veronés que se publicaba desde hacía un año y medio en "L'Astrovolante" on-line, que nos ha acompañado hasta junio 2005. Indispensable el trabajo de “escriba” realizado por Stefania Marchesini, la ayuda de la astróloga Franca Castagnini y de la indispensable astróloga Laura Danese que con su trabajo y sus consejos creativos enriquecen la actividad de la delegación.

Por último “nuestro” web-master Michele C. que a parte de ser un óptimo técnico informático es una persona extremamente sabia.

En el 2001 tuve la oportunidad de conocer a los familiares de las víctimas y a los imputados del accidente aéreo sucedido en el aeropuerto de Villafranca de Verona en diciembre de 1995 y después de escuchar las diferentes historias yanalizar la dinámica del accidente, decicí intentar escribir algo. Es así como nace el libro “Crónica astrológica de un desastre aéreo”, que terminé de escribirlo al año siguiente con el deseo de encontrar un nuevo Editor, porque la distribución de los anteriores libros había sido escasa. Mientras tanto conocí a Isabel Jiménez Martín que me tradujo el libro al español pudiéndolo presentar al concurso Gracentro, Premios Mundiales de Investigación astrológica 2003: el 7 de diciembre recibí de mano del Presidente D. José Luis Carrión Bolumar la Mención de Honor.

En junio de 2002 participé al 2° convenio de Turín con el trabajo "Mercurio e i pianeti lenti", (“Mercurio y los planetas lentos”) En junio de 2004 presenté “Quel virilone di Marte” (Ese machote de Marte ...) analizando y explicando algunos aspectos de la sexualidad.

Con los tránsitos de Urano y de Saturno en trígono a mi Mercurio radix, se engendró, alimentó y terminó el libro “Le Simbologie dei transiti" (Simbologìa de los Trànsitos) que según las indicaciones de los dos planetas, tendría que ser esencial, claro y práctico. Desde el punto de vista psicológico, estos tránsitos, me estimulaban a escribir rápidamente y a ser autónoma incluso en la publicación, precisamente para no tener compromisos ni censuras por parte de las dos editoriales, que estaban interesadas en editarlo. A último de mayo de 2005 se presenta al público el libro, con tal exito que después de menos de seis meses sale una nueva edicción, con críticas y elogios positivos.

En junio de 2005 participé al XXII Congreso Ibérico Internacional de Investigación en Astrología, que tuvo lugar en Bilbao (España), invitada como candidata al premio Abbadie, con el trabajo “Sucedáneo amoroso”.

En el 2006 intervengo en el XXIII Congreso de Gijón (España), presentando “Simbología de los aspectos Luna-Neptuno en el tema celeste”.

Empecé a estudiar Astrología cuando transitaba en mi posición natal el primer pasaje de Saturno que formaba de nuevo Conjunción con el Medio Cielo en la casa novena y sextil con Mercurio en la casa doce y con Urano en la casa octava. Era el lejano 1979, en esta época los cursos y textos para neófitos eran casi inexistentes; a tal punto, que algunos años más tarde, pensé que cuando fuera capaz escribiría un manual para el autodidacta.

Sólo con el segundo pasaje de Saturno en posición natal fui capaz de llevar a cabo mi viejo sueño, dando vida a “Vademécum dell’Astrologia individuale”. Los casi treinta años transcurridos me han permitido aprender la teoría, aplicarla y por último, volviendo a la teoría, sacar conclusiones.

El ciclo de Saturno, como he escrito en mi libro “Simbologias de los Transitos” induce a recorrer de nuevo el mismo camino, a revivir el momento del nacimiento, aunque de forma diferente, porque, al mismo tiempo, los planetas lentos han cambiado posición, reflejando un nuevo contexto. En este libro explico, bajo mi punto de vista, las reglas fundamentales, esenciales e indispensables para entrar en el mundo astrológico. Hablo del Zodiaco, que comprende tres elementos fundamentales: los signos, los planetas y las casas.

En 2009 junto Mirko Negri, escribí el libro “Astrología y homosexualidad” que además de haber sido una buena experiencia de colaboración astrológica, ha sido también un curioso e interesante estudio sobre una forma de vivir fuera de las reglas sociales tradicionales y por lo tanto, compleja y difícil, pero llena de afectividad y de emociones.

2010 Estoy trabajando para publicar la segunda edición del libro “Le Simbologie dei Transiti” (Simbologías de los Tránsitos), en el que agrego un capítulo dedicado a la interpretación del aspecto de tránsito quincuncial”.

He dimitido del C.I.D.A., pero las reuniones y los seminarios continúan, igualmente continua la investigación sobre Lilith que está llevando a cabo un grupo de alumnos desde hace un año.

2012 Desde mayo escribo en la revista mensual Sirio, ocupándome de la sección “grande posta de Sirio” (carta a Sirio). Doy la gracias porque mes por mes aumentan. Siento no poder responder a “todos de inmediato”, a veces mi respuesta llega después de dos o tres meses. Pero como todos, también yo tengo que seguir mi naturaleza, que me impone responder siguiendo la técnica astrológica e interpretativa, que desde hace años experimento cada día y que se mira más a la calidad que a la cantidad.

2014 En octubre IBook ha publicado todos mis libros.

2015 A final de junio he terminado de escribir el libro “La conoscenza di sé. Interpretando gli astri, il Sole e la Luna” (El conocimiento de si mismo. Interpretando los astros, el Sol y la Luna). Libro que considero mi obra maestra aunque también un tostón, pues he necesitado 13 años para realizarlo. Empecé a escribirlo en el barco yendo a Gracia; el bolígrafo anotaba a gran velocidad todo lo que pasaba por mi mente, creía que lo terminaría en poco tiempo. Pero luego lo aparté en un cajón durante años, solo me estimulaba el tener que publicar cada mes, durante más de dos años, en la sección de Sirio “Lezioni di Astrologia” (Clases de Astrología), ha hecho que encuentre el tiempo para terminarlo. Ahora, que por fin lo he terminado, tengo solo que llevarlo a una casa editorial que me lo publique para que pueda llegar hasta vosotros.

Como pone en la contraportada: “El libro es un manual adapto no solo a quien está interesado en la astrología, sino también a los apasionados del conocimiento de la naturaleza humana porque describe las características psicológicas de los diferentes tipos de personalidad, cuya impronta que es simbolizado por la unión del Sol, prototipo masculino, y la Luna, prototipo femenino, con los otros planetas. Es un viaje a la búsqueda de uno mismo, desde el nacimiento y recorriendo las diferentes etapas del desarrollo: infancia, adolescencia, madurez etc... Tiene como objetivo enseñarnos a conocernos y a aceptarnos, porque precisamente conociendo nuestros límites y nuestras capacidades llegaremos a conseguir la serenidad y a sentirnos realizados.

© 2023 Carla Pretto