Christie Agatha y comparación con Stephen King

de Carla Pretto

Nace en Torquay, el 15 de septiembre de 1890 a las 4:00 horas. El Sol está situado en el metódico y preciso signo de Virgo, propio en la cúspide entre la primera y la segunda casa. La posición y los aspectos de su Luna nos dice tantísimo a cerca de sus dotes creativos.

La Luna está en Libra en la casa segunda, forma trígono con Júpiter en la casa quinta, Plutón y Neptuno; unidos en la casa décima en Géminis.

Su segunda casa, aparte de acoger a la Luna también acoge a Mercurio, esto agregado al hecho que ella presenta en su carta astral ocho planetas en el hemisferio sur, nos indica claramente la importante que para ella tenía el medio ambiente y el clan; de hecho, a pesar de los numerosos viajes por circunstancias que tuvo que realizar, siempre sentíó la necesidad de volver. La escritora tenía más bien los ritmos lentos y además le caracterizaba la necesidad de certezas. A pesar de todo esto, los trígonos que la Luna forma con Plutón y

Neptuno la empujaban a la continua búsqueda de explorar mundos diferentes, de rodearse de grandes espacios y vivir situaciones intrigantes que difícilmente se podría vivir en el interior del protectivo caparazón familiar, donde todo está claro y previsto.

He aquí que sus novelas serían el medio ideal para exprimir, tanto la necesidad de fantasear (Neptuno), como las demandas de explorar el inconsciente y dar vida a situaciones obscuras e intrigantes (Plutón). Además como está situado en la casa décima le garantizaba el suceso. La situación de Júpiter en la casa quinta, en trígono a la Luna en la casa segunda, le permitía calcular con precisión los ingresos que obtendría gracias a su trabajo. No obstante su indiscutible suceso y celebridad A. Christie siempre se consideró una persona 

común (Sol-Saturno en Virgo) a pesar de la excelente posición de su Luna que nos confirma de cuanta creatividad fuese dotada; ella, a quien consideraba el verdadero genio de la casa era a su segundo marido, el arqueólogo Max Mallowam. Se sabe que la madre no la llevó a la escuela, teniendola en casa, hasta la edad de ocho años, pues sostenía que un niño hasta esa edad debía pensar sólo a jugar y no a estudiar (Júpiter en Acuario en la casa quinta); pero sin embargo, Agatha aprendió a leer por si sola: la madre lo desaprobó totalmente mientras que el padre se sientió muy orgulloso (Sol en Virgo). Su instrucción prosiguió dentro del ambiente familiar con ayuda de un educador.

La cuadratura que Saturno forma con Neptuno y Plutón nos dice que el temor más grande de nuestra escritora seguramente lo halló en la autoridad, en modo análogo a Stephen King, como veremos. En su biografía refiere una anécdota de su infancia: el propietario de un campo, donde se había parado a coger flores, le había reñido duramente, este hecho la aspaventó tanto que la marcó en el tiempo.

La Luna en trígono con Júpiter refleja la particular habilidad que tenía para el canto lírico, solía cantar junto a su hermano; de hecho, la profesión de cantante habría sido su gran aspiración, pero su timidez y su carácter introverso (el Ascendente en Virgo y Saturno en la casa primera mal aspectado por Plutón) se lo impidieron. Le provocó un gran dolor saber que no podría ver realizado su sueño y a un cierto punto inició a escribir sus famosas novelas de misterio.

Ahora intentemos comprender la razón de su propensión hacia este tipo de genero narrativo: la escritora, del signo de Virgo, presenta Mercurio en Libra, lo que hace que sea particularmente realística en la construcción de la trama de sus libros. Además, como Libra es uno de los domicilios de Saturno, la capacidad lógica y analítica están particularmente acentuadas; Sin embargo, el trígono que Mercurio forma con Plutón indica la pasión por los viajes en el interior de la psique, del inconciente, así como la creación de situaciones intrigantes y macabras. Mercurio presenta un trígono también con Neptuno, se nota por las emociones que la escritora consigue transmitir en sus obras.

Prestemos atención a su casa tercera en la que se encuentra Venus y Urano y su casa décima en Géminis donde están los dos planetas en aspecto con la Luna, ya analizadas precedentemente, esto nos indica la fama que tuvo como escritora, un modo excelente de dar voz a las simbologías de su carta astral. El único aspecto negativo que presenta nuestra escritora es el Sol en cuadratura con Marte, puesto en Sagitario en la casa cuarta). De hecho, A. Christie tuvo grandes dificultades con su primer marido, un excelente piloto; pero cuando terminó la guerra entró en una profunda crisis existencial, al no saber que camino coger en la vida.

Durante la grave crisis personal que atravesó por la muerte de la madre, a la que estaba muy unida, (como nos revela la estupenda posición de su Luna) el marido inició una relación adúltera y le pidió el divorcio. Ella, tal mente aturdida desapareció por diez días, no se tiene noticias de este periodo en su biografía. Vuelta a casa y estabilizada, la escritora acepta la separación y parte para un viaje, donde conocerá a su marido, un arqueólogo catorce años más joven que ella. Agatha sigue a este hombre en todos sus viajes de trabajo, lo que estimula enormemente su fantasía (trígono entre la Luna y Neptuno), estos lugares serían fuente inspiración de los lugares donde se desarrollarían sus novelas.

Comparación entre las cartas astrales de Agatha Christie, la reina del misterio y Stephen King el rey del horror.

Stephen King no sólo es del signo de Virgo como A. Ckristie, sino que también tiene el Sol en conjunción como ella. Además presenta, igual que ella, Saturno en la casa primera: esta posición lo lleva a presentarse siempre con una actitud muy seria, distante y racional, lo que les permite a ellos esconder completamente las emociones; solo que King, teniendo en la casa primera también Plutón, siente mayormente la necesidad de manifestar la personalidad y de estar en primer plano.

La Luna de King en Sagitario, en trígono con Plutón y Saturno y el luminario de A. Ckristie hacía análogo aspecto con Plutón y con Neptuno. Donde A.C. presenta una cuadratura entre Saturno y Plutón, S.K tiene dos planetas conjuntos: en ambos, la conciencia unida al interior donde el inconsciente de la psique sale frecuentemente bajo la forma de pesadillas y fobias. Con respecto a esto, como he anticipado más arriba y como resulta en la interpretación de la carta astral hecha también a S. King, es fácilmente impresionable. El trauma infantil, que el mismo afirma que lo ha marcado mayormente, ha sido la visión de una película sobre los extraterrestres. Esta historia lo había aspaventado tanto que desde entonces le daba miedo la obscuridad y dormiría siempre con la luz encendida. El Sol está conjunto a Venus y, aunque largamente, a Neptuno, se deduce la improvisa desaparición del padre que a un cierto punto de la vida se va de casa.

La carta astral del novelista americano presenta otros muchos puntos en común con la de la escritora inglesa: también King tiene ocho planetas en el hemisferio sur (donde él tiene Plutón y Saturno en trígono a la casa décima, ella tiene los dos planetas en la misma casa). Si en King, Mercurio en sextil a Plutón simboliza el amor por la narrativa de horror y el análisis del inconsciente humano, A. Ckristie tiene los mismos planetas unidos por un trígono.

Donde el Mercurio de uno está conjunto a Neptuno, el de la otra los presentará en relación de trígono. King tiene tres planetas, entre ellos Venus en la casa tercera; ella tiene dos entre estos de nuevo Venus. Igual que nuestra escritora, también King trabaja metódicamente y disciplina (escribe cada día en dos horas quinientas palabras, excepto dos días al año en fiesta de precepto. Los dos se hacen rico con el propio trabajo, lo que podemos deducir de la común posición de Júpiter en la casa quinta; pero, mientras A.C. lo presenta en Acuario, King lo tiene en Escorpión en cuadratura con Saturno. Así pues, si una era capaz de calcular el importe de los ingresos con precisión, el otro resulta ser el escritor más pagado hoy en día; pero como quiere el Escorpión, él trascurre un periodo en el año 1972 donde tuvo que vivir con estrecheces a causa de una serie de pésimas inversiones financieras, para mantenerse tuvo que eliminar dos símbolos característicos de la casa tercera: el coche y el teléfono, encontrando un trabajo que lo reconduce a la casa antes mencionada: empleado de gasolinera.

 

traducción: Isabel Jiménez Martín

© 2023 Carla Pretto