Los fetiches sexuales

Por Marie Madeleine Rizzi

 traducción de Isabel Jiménez

Antes de empezar tengo que aclarar el título de este trabajo para explicar qué tipo de problemas he afrontado. La clave astrológica de interpretación que nosotros damos a fenómenos estudiados tanto por la psicología como por el psicoanálisis es una novedad que se propone, no sólo como terapía alternativa sino también como fuerza aclaradora de lo que el psicoanálisis y la psicología, según nosotros, no ha podido hasta ahora suficientemente desvelar.
Existen varias definiciones de fetiche sexual, generalmente todas desde una optica machista, mientras que yo pretendo hablar de fetiches sexuales de hombres y de mujeres lo que crea una distinción de base muy importante; además, como veréis en las ejemplificaciones, algunas proposiciones psicoanalistas pueden cambiarse completamente y esto por ejemplo en el caso del pie que veremos más adelante. No he afrontado casos clínicos reales, es decir no he afrontado el problema del fetichismo a nivel patológico. Me he limitado a indicar en personas que podemos definir “normales” algunas preferencias o manías sobre algunas partes anatómicas y sobre algunas prendas que representan un estímulo erótico o un refugio de algunos temores sexuales.
A titulo de información cito la definición que da el Diccionario de Psicología (Amedeo dalla Volta, edic. Giunti/Barbera):

FETICHISMO: perversión, generalmente varonil, en el que el interés sexual se concentra de manera exclusiva y predominante sobre ciertas partes del cuerpo y aún más sobre algunas prendas de vestir. Forma parte de las manifestaciones de desorden mental de orden neurótica o psicótica.
A veces se puede relacionar a objetos de las primeras impresiones sexuales. Estas probablemente evocadas numerosas veces y así adquiridas para siempre, creando hábitos. Según FREUD, el feticho es algo que se presta como sustitución al pene.
Este estudio se limita a la época actual y a un mundo cultural y social medio-burgués, es decir gente que encontramos todos los días. Naturalmente, existen fetiches desde siempre e incluso existen en las tribus africanas; los fetiches pueden estár relacionados a un determinado periodo, a determinadas modas, costumbres o influencias de los medios de comunicación. El objetivo de este estudio, a nivel de primer contacto, es el fetichismo que definiría “natural”, visto como sustituto simbólico del sexo masculino o femenino.
He examinado las Cartas astrales de las personas a las que he preguntado para ver cuales indicaciones, afirmaciones, explicaciones o contradiciones se podía conseguir astrológicamente. La encuesta ha sido mucho más fácil con los hombres que con las mujeres porque los primeros respondían con más naturalidad y eran más divertidos a este tipo de preguntas; las mujeres han respondido, después de haber tenido tiempo para pensar y reflexionar. Con ellas, he tenido a veces que ir con rodeos y preguntarles qué miraban más en los hombres o a qué detalle daban inmediatamente más importancia.
Los fetiches, como los he visto y estudiado, son interpretados como elementos que hacen detonar la sexualidad, bien como símbolos o imagen. Hablando de imagen, tenemos que resaltar la importancia que se le da a la imagen en general y a los medios que la pueden condicional o influir. En los fetiches, que se citan a continuación, tenemos que observar la importancia que los hombres dan a la parte inferior del cuerpo femenino respecto a la superior.
Cuando se habla de imagen, se habla de inmaginación y el seno ha sido demasiado mostrado y banalizado para dejar aún espacio a la parte inmaginativa; notamos por lo tanto un cambio hacia la parte inferior; resaltandola los vaqueros así como otros indumentos.
Puedo ya anticipar las primeras conclusiones astrológicas: en cada examen del fetiche, sea una parte del cuerpo o un objeto, encontramos trazas correspondiente a esta parte u objeto requerido directa o indirectamente por planetas sexuales y en general la solicitud casi siempre es negativa. Sobre este aspecto interviene Neptuno o la Luna, casi siempre positivamente como rescate con la fantasía o la inmaginación de un leve o grave problema sexual, de hecho era presumible: nuestro problema era sexo + eventuales escapadas con la fantasía como salvación, cuando se trata de personas equilibradas, y teníamos que encontrar implicados tanto a los planetas sexuales como a Neptuno y la Luna, estos últimos en buena posición.

Por galantería hacia el género femenino, se cita antes sus respuestas, ordenadas casualmente, sin ningún tipo de prioridad:

 

  1. la barba
  2. el bigote
  3. el pecho velloso
  4. la corbata
  5. el cinturón
  6. los ojos
  7. el trasero
  8. las manos
  9. la voz
  10. el olor
  11. llaves
  12. la costura de agunos prendas, como los vaqueros
  13. la boca
  14. los puños
  15. la pipa o el cigarro en la boca del hombre
  16. la cremallera
  17. las fotos pornográficas

 

Ante la imposibilidad de presentar Cartas astrales de todos los casos citados, he descartado las que me parecían menos interesantes, como por ejemplo la boca y los ojos y otras que no he podido obtener la hora exacta ni el lugar.

 

EXAMEN DE LAS CASTAS ASTRALES FEMENINAS:

 

1: La corbata.

Estímulos en el Tauro, lugar del cuello, negativo con Plutón, esto liberado por la Luna en 5ª, y por lo tanto con implicaciones sexuales, y por Neptuno. El sujeto ama mucho la corbata de los hombres pero se la pone personalmente como para llevar encima un símbolo masculino. De hecho los planetas sexuales masculinos son muy fuertes en esta Carta astral, tanto por su posición en la casa (Plutón en 1ª), como por los signos (Plutón y Marte en Leo) y hace que la dirección sexual del sujeto sea dudosa.
Para retomar la definición inicial del fetiche unido a las costumbres, la corbata es seguramente uno de los elementos que el hombre se quita primero en el acto sexual, lo que claramente explica la imagen unida a este símbolo.

 

2: El trasero.

 

 

Pasaré por alto las descripciones minuciosas que me han hecho del trasero de los hombres porque ruborizaría al público, así que pasamos a la parte astrológica. Como sabemos las nalgas se encuentran en Capricornio (en oposición al vientre en Cancer); en esta carta Virgo, afligido en Capricornio por el planeta sexual Marte, pone un bloque erótico sobre el punto de las nalgas, que el sujeto recupera a través de la fantasía (buena Luna al trígono Virgo).

 

 

 

 

3: Las manos.

 

Urano (manos), cuadrado en la 5ª a Virgo, y trígono en la 6ª a Neptuno. La 6ª es también cosignificante de Virgo y nos confirma la importancia de las manos, a las que el sujeto da un peso especial.

 

 

 

Tauro donde se encuentra Urano está también en la casa 2ª de la imagen/vista y es la comunicación a la 5ª, aunque si negativamente, explicaría el estímulo de la sexualidad.

 

 

4: La voz.

 

Júpiter, planeta de Tauro, donde tenemos la voz, forma trígono con Mercurio (siempre oreja, por lo tanto audición) en la casa 2ª. La luna sesualizada por su posición en 5ª, refuerza con su trígono a Neptuno; la importancia de la fantasía en detrimento de la realidad. El sujeto, al cual conozco bien personalmente, describe fantásticamente voces sensuales, mientras que es menos disponible sexualmente al contacto directo con aquellas personas que ve frecuentemente asexuales.
Recordemos que aquí están lesionados tanto la 5ª como Leo que atañen a la sexualidad.

 

 

5: Los olores + el bigote.

 

Todos sabemos la importancia que tienen los olores como mensaje sexual, ampliamente demostrado con estudios realizados también en animales. Encontramos, en las cartas de las personas que han contestado “olores” y “bigote”, que la Luna estimulada en Tauro, (corresponde al olfato/olor), en cuadratura con Plutón (planeta sexual) en 2ª, cosignificate de Tauro. Neptuno rescata Plutón sugeriendo de nuevo la fantasía como solucción.  El sujeto al que nos referimos trabaja en una perfumería, trabajo muy adapto para sacar el máximo a un extraordinario olfato. En lo que se refiere al bigote, Plutón, que corresponde a las ormonas masculinas y al pelo (X corresponde al pelo) está en cuadratura con la Luna, por lo tanto el deseo de compensar una posible falta sexual (la Luna en 11ª) es recuperado por el amor hacia el bigote y el pelo, recuperando así el Plutón lesionado. Aquí observamos también el desplazamiento hacia la cara (es decir hacia el alto) del pelo que representa un rechazo a los olores de las partes genitales masculinas (Plutón lesionado en 2ª).

 

6: Costuras de ciertas prendas.

Aquí tengo que hacer una premisa; hablando con las diferentes personas, las respuestas han sido o partes del cuerpo o indumentos. Observando las diferentes Cartas, me he preguntado qué habría podido determinar tal elección y la hipótesis es la siguiente: se responde con indumentos cuando se tiene la casa 6ª ocupada, casi siempre por un planeta sexual (como veremos para los hombres, normalmente se trata de Plutón) es decir, el mensaje sexual pasa por el canal de la ropa, mientras que las partes del cuerpo han sido elegidas por personas con la 6ª vacia.
Veremos ahora esta Carta con una respuesta muy singular: costuras de ciertas prendas de vestir, sobre todo vaqueros. De hecho, como he dicho antes, la 6ª está ocupada por Virgo lesionado por Saturno y en oposición a Plutón (el estímulo sexual adviene a través de las prendas de vestir ). El problema sexual (oposición Plutón/Virgo) se supera con el rescate de Neptuno. La elección del pantalón está claro porque es un mensaje sexual primario, ya que es una prenda típicamente masculina, aunque no puedo dar una respuesta al particular de las “costuras” que sólo una Luna loca y neurótica, que intenta por todos los medios de ser diferente de los demás, podría explicarnoslo. Una explicación podríamos oncontrarla de la relación positiva entre Urano (manos) y Neptuno (fantasía) como un inicio y un fin sobre la fantasía erótica de la que la costura podría dar la idea.

 

7: Los gemelos.

 

Forti Fuertes estímulos del signo de los Géminis, sitio de los puños, de los gemelos de los puños, negativo con Marte y Virgo que recuerda la importancia de las manos y de los pies. Marte/sexual está conjunto a Mercurio en Virgo, doble estímulo a Urano/manos en Géminis, liberado del trígono con Neptuno, intervención de la fantasía.

 

También aquí, siempre por fetiche, hace por incercia. Los puños son también una de las cosas que un hombre se quita primero cuando empieza a desnudarse, preludio del acto sexual.

 

8: La pipa en la boca del hombre.

 

Il El sujeto ha hablado de una pipa concreta, pipa de Ceylam; pasaré por alto el particular de tipo de pipa, relacionado por supuesto a una primera impresión o sensación sexual agradable que le ha dejado una huella bastante particular y que marca, sino que examinaré la pipa en general.
La lesión de Plutón opuesto a Marte es recuperada por la conjunción con Júpiter (boca): la pipa que se meter en la boca, representa aquín un papel sustitutivo como requerido por un Nepturno, al sextil de esta conjunción, en su significado de humo.
Se trata también aquí de un objeto, por lo tanto ocupación de la 6ª.

 

 

9: Cierre relámpago (de cremallera).

 

Interesantes Marte e Plutón, este último opuesto a Mercurio, recuperado por Neptuno, parece que el sujeto lleva bien la sexualidad, aunque si se muestra tajante en la elección de sus parejas que la oposición Plutón/Mercurio podría complicarla o en el resultado final no siempre satisfactorios de la huida que la Carta propone con un interesante Neptuno en 5ª.
Neptuno en 5ª pero Virgo, nos habla de fuga sexual a través de una prenda, visto simbólicamente; cuando vemos un cierre de cremallera te vienen ganas de abrirla o de abrir las puertas a todos los experimentos o aventuras que puede proponer en la Carta la fuerte ocupación de Acuario o de la casa 9ª. Además la posible inactividad mental debido a la oposición Mercurio/Plutón es recupera por el trígono Marte/Plutón, signo de rapidez de acción con ayuda de la fantasía (Neptuno al trigono de Marcurio).

Pasamos ahora a las respuestas masculinas que cito más abajo, sin ningún orden:

  1. Los zapatos, zapatos de tacones
  2. El pie
  3. El seno
  4. El trasero
  5. La pantorilla
  6. El pelo
  7. El sobrero
  8. El lóbulo de la oreja o la oreja en general
  9. Ropa interior (medias de red, ligueros etc...)
  10. Ciertos vestidos particulares como pantalones de piel, etc...
  11. Las aberturas laterales de las faldas
  12. La forma de la cadera, cerca de la cintura
  13. Los ojos
  14. La boca (labio y parte superior entre la boca y la nariz)
  15. Las manos
  16. El ombligo
  17. El tanga
  18. El biberón (¿): sería interesante de estudiar, pero la persona no me ha querido dar ni el día ni la hora del nacimiento
  19. Las fotos pornográficas.

A) Zapatos de tacones.

 

Este es el fetiche de un pintor que ha obtenido un gran suceso, concretamente a Beaubourg, con cajas que representan bocas, senos, piernas y sobre todo zapatos de tacones. He obtenido una de estas cajas que vemos aquí.
Sexualmente Marte está conjunto a Virgo (indica problema) y sextile a la Luna pero en cuadratura a Neptuno, la fantasía aquí no resuelve el problema, como en los otros casos, sino que lo hace aun más difícil. La imagen unida al sexo es de gran importancia en esta Carta por la posición de Neptuno en casa 2ª (la visión), cuadrado a Marte que se encuentra en la 11ª, siempre opuesta a la casa de la sexualidad. Plutón está aislado en la 12ª y no ayuda a reponerse, así que, sexualidad afeminada un poco sadicomasoquista con visión de la mujer dominante. El pie/Luna con tacones se hace una prolongación fálica (Neptuno en Virgo/zapatos). Aquí la visión es la de una mujer fálica que no puede pasar sin un atribúto marciano (Marte conquista superioridad sobre Virgo) y Plutón no lo ayuda con la carga hormonales necesarias.
Sabemos muy bien que si el pie se encuentra en Piscis (donde tenemos un importante Jupiter que nos corrabora IMAGEN/SEXO/MUJERES) son los Virgos (signo opuesto, donde aqui tenemos Neptuno) que se ocupa de zapatos.

 

B) El pie.

 

Este signo tiene una verdadera y única pasión por el pie femenino. Marte demasiado estimulado negativamente y en 5ª irrita el problema sexual ¿Pero por qué precisamente los pies? Se trata de un problema de equilibrio y sobre todo sexual y nos encontramos de nuevo en la linea 5ª/11ª. Todos los aspectos de Júpiter, Marte y Mercurio/Virgo/Luna juegan de rebote en los Piscis vacios, donde tenemos los pies.
Astrológicamente podemos permitirnos una hipótesis que pone en duda la afirmación que el psicoanalista hace sobre la interpretación del pie como símbolo fálico atribuido a la mujer. Nosotros sabemos que el pie/Piscis corresponde a la exaltación de la Luna y por lo tanto, bajo nuestro punto de vista, el feticho del pie corresponde a un intento del hombre de ver a la mujer en un posición menos peligrosa e inferior porque el pie se encuentra siempre abajo. El otro planeta sexual (Plutón) está sextil a la Luna y en trígono a Neptuno. La recuperación aquí es menos simple y directa que en otros casos, pero tengo que decir que nos encontramos en el límite de lo patológico.
De una interesante charla con el sujeto ha venido fuera que le gusta tener el pie en la mano (Marte y Virgo), incluso cuando conduce (siempre un símbolo falico). Aproposito de pie, la tarde del 25 de junio cuando trabajaba sobre esto, escuché una noticia muy interesante en la radio francesa: En América, habían apenas detenido a un hombre que entraba de noche en las habitaciones de mujeres, y las asustaba. Éstas no habían puesto denuncia, excepto la última, porque el hombre no había hecho nada grave salvo que les chupaba los pies cuando dormían, despertandolas así.

 

C) El sombrero.

 

 

 

Con Plutón afligido en 6ª (confirma lo dicho anteriormente) el sujeto me habla de una prenda y no de una parte del cuerpo; ocupandose Aries y uniendose negativamente a Plutón, tenemos que pensar por fuerza a la cabeza, es decir, a un objeto/prenda relacionado con la cabeza: el sombrero. Una estupenda Luna en Sagitario pero en 11ª que recupera con la inmaginación una sexualidad que necesita de fuertes estímulos fantásticos.

 

 

 

D) La oreja.

 

 

 

Muy estimulados los grados de los Géminis donde se encuentra Mercurio/oreja, pero las relaciones con los planetas sexuales y con Neptuno son positivas. Aquí es importante precisar que se trata de una persona sana sexualmente, por lo tanto hay lesiones evidentes de los planetas sexuales sino un gran estímulo y un apoyo de fantasía.
Es interesante notar como el feticho que tanto le gusta al sujeto está relacionado con el único planeta lesionado en la Carta: Mercurio/oreja.

 

E) Falda con aberturas laterales, pantalones de piel.

 

Aparentemente aquí no hay problemas sexuales evidentes, pero en un Carta masculina donde una Luna en 5ª lesionada, favorece y teme a las mujeres fáciles, por no utilizar pálabras más directas o simples, o la mujer que se presenta en tal modo, pues aberturas laterales etc... 
Referente a las prendas como el pantalón de piel, Neptuno/fantasía se encuentra en Virgo cosignificante de la 6ª y se une en modo positivo con Tauro, donde podemos encontrar la piel u otros materiales de este tipo.
Otra posible interpretación podría ser que desee inconcientemente transformar la piel suave de Libra, cubriendo la mujer de una piel más dura, como sugiere la oposición Luna/Saturno.

 

F) Ropa íntima.

 

Éste es un caso casi patológico, la esposa del sujeto encuentra las bragas en el cajón del marido (por supuesto no las suyas), es más, él a veces endosa un tipo, que personalmente no conocía, que se trata de unas bragas con un agujero, probablemente ya preparada para usar.
Pasamos a la Carta: Plutón se encuentra muy afligido por Virgo, Luna y Saturno en 6ª (aquí se habla de nuevo de prendas y también de coleccionismo, de hecho la 6ª y Virgo son fuertes), opuestos a Virgo en 12ª y los tres cuadrados a Plutón.
Marte está afligido pero recuperado por el trígono en Neptuno, precisamente en 5ª (fantasía sexual) aunque si la 5ª es buena, las uniones de los otros planetas con Plutón son muy malos y juegan sobre una linea que también puedellevar a trastornos mentales (6ª/12ª) incluso porque está en juego planetas vitales para el equilibrio y la sexualidad.
Querría terminar este trabajo con el último caso interesante. Cuando se habla con los psicólogos de fetichismo, tienen en cosideración casos de sadismo, masóquismo etc... los cuales pasare por alto en la relación de este trabajo y también las personas que utilizan los anuncios de los periodicos para encontrar compañeras de juego amorosos o de vida.

 

G) Anuncios de los periodicos.

 

Ci Se nota inmediatamente la 5ª fortisima, tanto por la ocupación de Marte y Júpiter, como por los estímulos que revive, muy negativamente. La conjunción de Neptuno y Marte recupera directamente la desolación de éste último y Plutón, en buena posición con la 5ª . Como siempre sexo + fantasía, pero por qué los periódicos. Pues porque es el medio más simple que puede utilizar un Plutón en casa 3ª y porque corresponde a la búsqueda por escrito de mujeres lejanas, difícil o imposibles como quiere un Virgo, lesionado en Sagitario.

 

 

 

CONCLUSIÓN

 

No querría aburrir al público con repeticiones. La ley me parece obvia y fácil y cada uno de nosotros puede encontrar en la propia Carta y en la de los demás, cuales son los fetiches sexuales normales y palotógicos. Basta ver donde se encuentran los planetas sexuales (signo o casa), el Tauro privilegiará la boca o los ojos, el Cancer el seno, el Capricornio el trasero etc... el hecho de que estos elementos tomen más importancia o hagan saltar la chispa de la sexualidad está relacionado a un malestar de los mismos planetas y, al mismo tiempo a una recuperación con Neptuno o la Luna. Las relaciones con estos últimos es positiva en los casos de personas equilibradas que tienen necesidad sólo de un poco de fantasía para aceptar o apreciar mejor la sexualidad propia o de su pareja. A veces la relación con Neptuno y la Luna ha sido negativa, pero se trata de casos neuróticos o patológicos, en estos últimos la fantasía interviene siempre siendo casi más importante que la realidad, lo que al sujeto le cuesta aceptar.

Alguien me podría rebatir que en ciertos casos de relaciones de Plutón con Neptuno, se trata de aspectos generacionales más que personales. Mi opinión ante esta posible objeción, es que antes cuando la sexualidad se vivía en apariencia más fácil, más requerida, más libre y más permisiva, quizás era necesarío y vital la intervención de la fantasía para estimular algo que estaba al alcance de todos y como tal no satisfaciente. Antes las constricciones educativas, los tabúes, la posición social etc... quizás era suficiente para incentivar el estímulo sexua tenía menos necesidad de fantasía.

Termino este trabajo con un consejo a todos. Una vez que sepais el feticho de la propia pareja, pasead con faldas o abertura, sombreros, zapatos de tacones etc... (esto para las mujeres, no me permitiría dar consejos a los hombres), para aquellos que esten interesado en sacar el máximo a las indicaciones zodiacales. Para los demás a parte de estos “trucos”, mirad, divertios desde lejos, que es verdad que es un fenómeno zodiacal pera también social y cultural.

 

Congresso de villa Ponti – Varese 29 – 30 Septiembre 1984

Volver